Punta Gavina

Pasado Can Marroig, una senda solitaria, a mitad de camino una parada, un baño: Es banc. Y mas allá, Punta Gavina y la antigua torre de vigilancia de toda la zona de Poniente.

Can Marroig

Bordeando S´estany d´es Peix el camino de Can Marroig transcurre casi al mismo nivel del agua. Un lugar magnífico para ver apaciblemente la puesta de sol.

Un Molino

El molino de La Mola fue un lugar en el que supuestamente vivió Bob Dylan

Punta Pedrera

Entrando por el camino de Can Marroig nos encontramos con Punta Pedrera. Un lugar especial, que cambia dependiendo de la hora, el día y la época del año.

Faro de La Mola

El faro de La Mola se sitúa al final de la carretera que cruza la isla, sobre un acantilado de 175 metros

Faro de Barbaria

En el extremo sur de la isla, sobre un paisaje lunar, se levanta el Faro de Barberia tras una de las carreteras más especiales e icónicas de Formentera

Can parra

Al llegar al desvío de Cala Sahona por la carretera de Es Cap de Barberia, a mano izquierda hay un desvío que dirige a Can Parra

Es Caló d´es Ram

Pasado Es Caló d´es Mort y siguiendo la senda que bordea el acantilado, llegamos a este rincón de la isla en el que parece que no ha pasado el tiempo.

Un embarcadero en Es Pujols

Cerca de Es Pujols, frente al restaurante Chez Gerdi, se encuentra este pequeño embarcadero. A partir de este lugar, en dirección a Punta Prima, hay varias calitas en las que perderse en pleno verano.

Punta Rasa

Cerca de la playa de Cala Sahona, Punta Ras es uno de esos rincones solitarios y perfectos para disfrutar de una puesta de sol.

Cruzando Ses Salines

A la salida de La Savina se encuentran las primeras salinas de Formentera. Es un lugar al que es imposible acostumbrarse a los juegos de luz y reflejos al atardecer