Este fin de semana aquí también tuvimos nuestro temporal de poniente, con rachas de viento de más de 100 kms hora. Fuimos a verlo a Can Marroig, junto a las piscinas naturales. Con el puerto cerrado, nos quedamos incomunicados hasta que unos pocos ferrys pudieron salir el domingo. Fue absolutamente espectacular. Acabamos empapadados. ¿Dónde están las calmas de enero?